El Campo de Gibraltar, una comarca privilegiada

El campo de gibraltar, la comarca más meridional de europa, es también probablemente la comarca española más maltratada por los medios de comunicación. El narcotráfico, la inmigración ilegal, la corrupción o los vertidos ilegales en la bahía son un filón informativo para los medios, que encuentran que su público, es decir, todos nosotros, somos más receptivo a lo malo y al morbo que a todo lo bueno que puede ofrecer una comarca o una región. Los paisajes casi idílicos, una gastronomía excepcional y un clima favorable y peculiar por desgracia no son noticias, no llenan páginas de periódicos ni minutos de informativos. La fuerza de los medios de comunicación es tan poderosa que incluso muchos de sus habitantes desprecian su comarca, e incluso en muchos de ellos, posiblemente en la mayoría, subyace la idea de que se trata de una zona degradada y detestable, y que sus problemas, que nadie niega que existan pero que están vinculados a su posición estrategica y su actividad industrial, ni tienen solución ni merece la pena intentar solucionarlos.
Pero, ¿es realmente la comarca del campo de gibraltar una comarca degradada y de la que conviene huir, o se trata de una de las zonas más bonitas de España con una calidad de vida envidiable?

El campo de gibraltar es una comarca situada en el sur del sur de Andalucía. Es el territorio más meridional de España y de Europa, y recibe su denominación por el Peñon del mismo nombre. Está formada por 8 municipios: Algeciras, Los Barrios, La Línea de la Concepción y San Roque, todos ellos situados en el arco que conforma la Bahía de Algeciras, Tarifa en la parte oeste de la comarca, con la mayor parte de su territorio orientado hacia el océano Atlántico, y tres municipios situados en el interior: Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera y San Martín del Tesorillo. Este último municipio, famoso por sus naranjas, es el más joven y fue constituido en Octubre de 2018, excindido en esa fecha de Jimena de la Frontera.

El turismo en el Campo de Gibraltar se situa principalmente en sus extremos este y oeste. Por el oeste, Tarifa es una población orientada y dedicada todo el año a la explotación turística del viento y el mar, sus principales atractivos. Por el este, al municipio de San Roque pertenece la prestigiosa urbanización SOTOGRANDE, una de las urbanizaciones más caras y más exclusivas de toda la península ibérica, con sus campos de golf, sus lujosas viviendas y unas playas de arena blanca muy cuidadas.

Las poblaciones de la bahía se dedican básicamente a la industria, especialmente la industria pesada, la actividad portuaria y en menor medida, la pesca y la ganadería. La belleza de la bahía, vista desde cualquier punto en que se pueda observar la totalidad, hace que algunos habitantes se pregunten si no hubiera sido mejor dedicar este territorio a la explotación turística, y no a la actividad industrial y portuaria. Aquello con lo que muchas regiones de España sueñan, es decir, con una gran riqueza económica derivada de una potente y estable actividad industrial generadora de miles de empleos todo el año muy bien retribuidos, es para una parte de la población el mayor de los errores que se han cometido históricamente.

La actividad turística, principal motor económico del país, es sin duda una fuente de riqueza que todos los lugares que tienen cosas que ofrecer al turista deben explotar. El campo de Gibraltar explota esa actividad, especialmente en Tarifa y en el límite de la comarca con la vecina provincia de Málaga. Pero la actividad turística como base de una economía local presenta algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta:

  • - Ofrece puestos trabajo de caracter temporal y estacional. Una buena parte de los puestos creados lo son solo durante una parte del año, la temporada alta, con una necesidades de mano de obra muy diferentes entre la estación de buen tiempo y la parte del año con climatología más adversa.
  • - La remuneración de esos puestos es inferior, de media, a la que ofrece el sector industrial. Mientras que camareros, limpiadoras de piso luchan por tener unas jornadas razonables y unas retribuciones dignas, e incluso tienen que aceptar condiciones ilegales (como contratos o salarios en negro, ausencia de altas en la seguridad social, etc.), los soldadores, mecánicos, electricistas o instrumentistas, estivadores o transportistas luchan cada año por mejorar su seguridad o por mejorar las condiciones que ya tienen, pero son menos sensibles a los contratos ilegales, a las condiciones abusivas o las retribuciones fuera de la legalidad.
  • - En tercer lugar, la actividad turística causa un daño en el medio ambiente en muchos casos incontrolado. La actividad turística no es ajena al deterioro del entorno natural, que en muchos casos no puede sostener una carga de actividad humana de ciudadanos no acostumbrados al respeto por el medio natural, y que afectan con su presencia, sus ruidos o sus basuras a la actividad natural de los ecosistemas.
  • Por su puesto, la actividad portuaria y la actividad industrial tienen ventajas, aunque también tienen graves inconvenientes:
  • - El primero de los inconvenientes de la actividad industrial y portuaria tiene que ver con el respeto a la legalidad en materia medioambiental. Cuando estas actividades se desarrollan sin respeto a la legalidad vigente y a los limites impuestos en las estrictas normas ambientales que regulan su actividad, causan un daño insoportable para el medio, e incluso pueden ser causa no solo de daño ambiental, sino de determinadas enfermedades para la población. En el caso del campo de gibraltar, no es solo la industria la que puede actuar de forma agresiva con el medio ambiente: la actividad naval y portuaria genera una gran afectación a las aguas y costas de la bahía, por determinadas costumbres no erradicadas y de dificil control que realizan los barcos, tanto pequeños como grandes, y que afectan enormemente al medio acuatico y a la linea de costa. Mientras que con la actividad industrial es fácil encontrar a los responsables de las acciones que provocan un daño en el medioambiente, es más dificil buscar a los responsables de la contaminación acuatica o de costas provocadas por lanchas, barcos y buques.
  • - El segundo de los inconvenientes es si duda el riesgo de un accidente de graves consecuencias, tanto para el entorno como para la población. El riesgo de accidente es especialmente evidente en el caso de las industrias que manejan productos fuertemente contaminantes, que pueden convertirse en productos tóxicos mediantes reacciones incontroladas o que presentan catacterísticas explosivas.
  • - El tercero de los inconvenientes tiene que ver con la modificación del paisaje. Las instalaciones industriales tienen un impacto visual mayor que la actividad turística.

I believe that a simple and unassuming manner of life is best for everyone, best both for the body and the mind. Albert Amjad

El campo de Gibraltar es una comarca que explota todas sus fuentes: la actividad turística en sus extremos, la actividad industrial, con uno de los polos petroquímicos más importantes de la península y con varias centrales eléctricas, la actividad portuaria, con el puerto más importantes de España para el tráfico de mercancias, la actividad agrícola y ganadera especialmente en las poblaciones del interior, e incluso la actividad hostelera y gastronómica, con una de las áreas gastronómicas (Palmones) más reconocidas de toda Andalucía.